+972-9-9611-300

Blog

Informes. Comentarios. Opiniones.

Reporte Anual del 2019

Reporte Anual del 2019

Adiós 2019, bienvenida 2020

El 2019 fue un año de reivindicación para nuestra industria de gestión y manejo de activos. Muchos escépticos optaron por mantener sus portafolios en efectivo y perdieron el mejor año de rendimientos que hemos tenido en mucho tiempo. Nuestros clientes obtuvieron excelentes rendimientos en términos relativos y absolutos.

Mientras que el 2017 cerró ligeramente positivo y el 2018 en negativo; el 2019 resultó bastante positivo y elevó cómodamente los tres años de rendimiento al rango de retorno anual deseado. Como podemos observar, el rendimiento del mercado no sigue una línea recta, es un asunto complicado por naturaleza.

Es tiempo de enfocarnos en el 2020. Como siempre, la bola de cristal tiene sus limitaciones y dentro de nuestro equipo tenemos puntos de vista diversos para el 2020. Sin embargo, el conceso es mantenerse fiel a nuestros principios de asignación de activos.

Análisis del rendimiento del 2019

Con ganancias en el mercado mundial de acciones por encima del 20% y ganancias en el mercado mundial de bonos superiores al 6%, el 2019 resultó ser un año excepcionalmente bueno. Siendo realistas, no anticipamos que este tipo de rendimiento se repita en el 2020. Los números del año 2019 son un poco engañosos debido a que aproximadamente la mitad representan una recuperación del 2018. En el primer trimestre del 2019, el mercado recuperó las pérdidas del último trimestre del 2018. La pregunta que nos planteamos en ese momento era si debíamos vender y eliminar los riesgos para lo que quedaba del año. No lo hicimos, y por lo tanto continuamos beneficiándonos del mercado positivo. Los inversionistas deberían aprender de la volatilidad del 2018. Realmente no podemos pronosticar estas cosas, pero si se está invertido, hay que enfocarse en metas a largo plazo y si no se está invertido, hay que aprovechar las oportunidades que se presenten.

Pese a que muchos atribuyen el optimismo del mercado a ciertos comentarios controversiales en Twitter realizados por el presidente Trump, nosotros creemos que la verdadera historia son las tasas de interés. En el 2018, la Reserva Federal señalizaba la continuación de incrementos en la tasa de interés. Esto, junto a la nueva posición agresiva de Trump con China, provocó pánico en el mercado (alta tasa de interés significa bajas valuaciones). En diciembre del 2018, la Reserva Federal dio un giro y no solo dejó de incrementar las tasas, sino que comenzó a indicar una baja en los intereses (baja tasa de interés significa altas valuaciones). Esto, en nuestra opinión, fue el mayor impulso. Debemos mencionar que nos preocupa que la Reserva Federal está demasiado influenciada por el mercado. La Reserva Federal tiene un objetivo principal– controlar el nivel de inflación – independientemente del nivel de confianza del mercado.

Las conversaciones en cuanto a recesión comenzaron aproximadamente en junio. La tasa de interés a largo plazo estaba por debajo de la tasa de interés a corto plazo, lo cual no es natural, y la Reserva Federal comenzó a disminuir agresivamente la tasa de interés a corto plazo, empujando las expectativas de recesión aún más lejos. Lo anterior, junto a comentarios más moderados relacionados a la guerra comercial con China, resultó en un mayor optimismo.

“En retrospectiva” para el 2020

Razones para tener Optimismo

  • El 2020 es un año de elecciones en los Estados Unidos por lo que esperamos que la política arriesgada de Trump en relación a China sea moderada. Incluso anticipamos una tregua prolongada o un acuerdo temporal. Es bien sabido que el barómetro de apoyo de Trump es el nivel del mercado del S&P, por lo que en vísperas a elecciones en noviembre podríamos ver impulsos favorables.
  • La incertidumbre en el Reino Unido finalmente ha alcanzado un cierre con una fuerte mayoría conservadora. Al momento en que redacto este artículo, Brexit ha fluctuado de un 20% de probabilidad a un 90% de probabilidad. Quedan muchos detalles por resolver – cualquiera de los cuales puede ser utilizado por los medios para hacer ver a Boris como un tonto. Sin embargo, yo pienso, para mi sorpresa, que ya llegamos al punto de no retorno y que Brexit va a suceder. Irónicamente, luego de 3 años y medio de confusión, pareciera que esto va a darle una fuerza positiva al mercado inglés y a la libra.
  • Personalmente considero que la lección, con relación al voto inglés, es que no hay lugar en la sociedad occidental para políticas de extrema izquierda. Si lo comparamos con los Estados Unidos, a menos que los Demócratas tengan un fuerte líder de centro izquierda, Trump será probablemente reelegido. El proceso de impugnación es una distracción y es poco probable que el Senado controlado por los Republicanos lo apruebe. Seriamente dudo que llegue lejos y probablemente resulte contraproducente públicamente para los Demócratas que ya de por sí están divididos. Pareciera que en lo único que los Demócratas están de acuerdo es unirse en contra de Trump, y esto no los hará vencer en noviembre del 2020. De los candidatos Demócratas, Elizabeth Warren y Bernie Sanders son demasiado de extrema izquierda para el americano promedio y aunque Michael Bloomberg es un líder de izquierda central, es incierto si ganará el apoyo suficiente en las primarias. Lo que funciona en Nueva York puede no funcionar en el resto de los Estados Unidos. Hay ciertos candidatos menos conocidos que pueden emerger, pero pareciera que ninguno cuenta con la experiencia necesaria. Por lo tanto, lo que probablemente suceda es que Trump sea reelegido, lo cual creemos que no será negativo para los mercados. Puede hasta ser positivo o por lo menos neutral.
  • En el ámbito económico y tecnológico, la Reserva Federal reaccionó rápidamente y redujo la tasa a corto plazo de manera agresiva, lo cual pareciera que ha retrasado el temor a la recesión. Todavía queda mucha deuda en los Estados Unidos y muy poca inflación, por lo tanto, anticipamos que la tasa de interés se mantenga baja. No esperamos que los Estados Unidos se asemeje a Europa en cuanto a tasas negativas. Bajas tasas de interés significan que el apetito por activos de más alto riesgo se mantendrá alto y esto es positivo para los inversionistas en general.
  • Otra razón para ser optimistas es que los estudios muestran que hay gran cantidad de dinero en efectivo sin invertir. Individuos con alto poder adquisitivo, compañías y fondos de pensiones tienen mucho efectivo y si el mercado de activos de alto riesgo sufre un quebranto, podemos esperar que este dinero en efectivo se utilice, lo cual brindará un colchón frente a las pérdidas que pueda sufrir el mercado.

Razones para tener Precaución

  • Los principales problemas económicos del mundo después del 2008 aún no se han solucionado. El incremento de la deuda tanto a nivel gubernamental como corporativo es realmente preocupante. La tasa de interés negativa y su manipulación para fines de política monetaria se asemeja a colocar una curita encima de una herida que no se está curando en lo absoluto. Resulta completamente justificado temer la llegada de un día de ajuste de cuentas de la deuda mundial, aunque sea en un futuro muy lejano.
  • Trump trajo las relaciones China-Estados Unidos a la superficie a través de las redes sociales, pero este problema tiene más de 40 años, y otros presidentes norteamericanos también han tenido que enfrentarlo. Simplemente China no respeta los derechos de propiedad intelectual americanos y no pareciera que los respetaráen el futuro. En mi opinión este es el problema principal y no las tarifas, y esto no se resolverá a satisfacción de los Estados Unidos en un futuro cercano. La economía de China es tan particular que siguen siendo capaces de fabricar más barato. Sin embargo, la calidad está mejorando y los precios— particularmente costos laborales — están aumentando, por lo que su ventaja competitiva está disminuyendo. Algún día China va a enfrentar problemas serios de inflación, al igual que el mundo occidental lo hizo en los años ‘70.
  • Nos mantenemos pesimistas en cuanto al continente europeo y estamos preocupados con el futuro panorama político. Más aún, en nuestra opinión el mundo de tasas de interés negativas es un error de política preocupante, y va a ser difícil de solucionar. Por esta razón, hemos disminuido, casi en su totalidad, la exposición a acciones en el continente europeo.
  • Nuestra principal preocupación es en el área de oferta en el mercado de bonos. Si la Reserva Federal del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos comienza a vender cada vez más y más bonos, bien sea para disminuir el tamaño del balance general de la Reserva Federal o para levantar dinero, el mercado no aceptará este aumento de oferta a cualquier tasa y esta subirá. Si esto sucede, entonces existe el potencial de ver un retroceso completo de las ganancias del mercado de bonos del 2019. No está claro como el mercado de acciones va a reaccionar ante este escenario, pero en principio se piensa que será negativo.

¿Qué es lo peor que puede suceder?

Recientemente un cliente me preguntó por WhatsApp “¿cuál es la posible pérdida del portafolio”? Dentro de nuestro proceso de asesoramiento a clientes, tenemos una serie de preguntas y explicaciones de modelo, y parte de estos es un “nivel máximo de pérdida”. Es natural que tras varios años se pueda olvidar este número, por lo que recomendamos revisarlo con su Asesor de Gestión Patrimonial, e igualmente hay que entender como calcularlo y sentirnos cómodos con este número. Más aún, es importante entender las limitaciones y qué tipo de escenarios están excluidos de esta suposición. Sin entrar en materia estadística, debemos suponer que es lo “normal” y lo que “no es normal”. Utilizamos data histórica en nuestras pruebas — normalmente un rango de 20 años — lo cual significa que incluimos la burbuja del dot.com del 2000, la crisis subprime del 2008, la crisis europea del 2011 y la reciente crisis de la guerra económica entre China-Estados Unidos del 2018. Aunque usted no lo crea, estas se consideran “normales”. Lo que no está incluido es, por ejemplo, una bomba nuclear en Wall Street o algo similar que no se puede estimar.

Todo nuestro proceso de inversión está basado en modelos estratégicos de asignación de activos, donde tratamos de estimar el riesgo y rendimiento de una asignación de activos en particular. Nuestro proceso para preparar los modelos estudia los portafolios utilizando índices, que se asemejan bastante a nuestro riesgo, y así determinar lo que hubiese sucedido. También utiliza ciertos modelos estadísticos para estudiar otros escenarios además de los anteriormente mencionados.

La conclusión es que tenemos un nivel significativo de confianza estadística donde el nivel máximo de pérdida resulta razonable. Pese a que nadie quiere ver un año negativo en sus portafolios, debemos entender que pueden suceder (como en el 2018) y no anticipamos ninguna clase de crisis sistémica a corto plazo, lo cual resultaría en esta clase de pérdidas.

Perspectiva a largo plazo

Fíjese en la creación y destrucción de valor de empresas de gran renombre en los últimos 10 años.

Como podrá ver, invertir en una empresa de renombre no es garantía de crecimiento a largo plazo, por lo tanto, una exposición global al mercado a través de la asignación de activos es bastante más deseada.

Las 20 compañías de mayor renombre hace 10 años vs. las actuales (Estudio Koyfin)

20 החברות הגדולות ביותר לפני 10 שנים בהשוואה להיום

Las 20 compañías de mayor renombre hoy en día y donde estaban hace 10 años (Estudio Koyfin)

20 החברות הגדולות ביותר כיום ואיפה הן היו לפני 10 שנים

Panorama general de Israel

A pesar de un estancamiento político, el mercado israelí se sumó a los mercados mundiales con rendimientos positivos. El índice de acciones principal, TA125, resultó en un 21.27% positivo y los índices principales de Bonos corporativos fueron 7.69% y 9.11% para los bonos de gobierno. Lo anterior también impulsó a que el rendimiento del cliente alcanzara la meta propuesta para el periodo de tres años. Una vez más, esta fue una historia de tasas de interés y no una historia política.

La tasa de interés a corto plazo del shekel se mantuvo sin cambios. Sin embargo, la tasa de interés a largo plazo disminuyó de 0.25% a 0.1%. Gracias a esto los inversionistas obtuvieron ganancias de capital en los bonos. En cuanto al rendimiento del mercado de valores, el gigante israelí Teva fue el mayor contribuyente negativo con un rendimiento anual de -41%. Teva, que en su momento fue la compañía más icónica, se encuentra actualmente bajo presión. La principal contribución positiva al rendimiento vino de los fondos de inversión inmobiliarios.

El shekel se mantiene fuerte a pesar de la carga del crecimiento de la deuda y la continua incertidumbre política. Hay un conceso mundial que apunta hacia un dólar más débil en el 2020, lo que significa que podemos ver un fortalecimiento del shekel aún mayor a 3.4. Sin embrago, creemos que hay un límite a lo que puede aguantar la economía israelí y esto puede traer la tasa cambiaria de vuelta a los márgenes de 3.50.


La información anterior no sustituye la planificación de inversión personalizada, que toma en cuenta las circunstancias personales y necesidades especiales de cada individuo. Las opiniones expresadas en éste Informe deben considerarse como comentarios del mercado a corto plazo únicamente con fines informativos. Por lo tanto, las opiniones contenidas en el presente pueden estar sujetas a cambios constantes, son únicamente informativas y no se debe basar en las mismas. Este Informe no constituye asesoramiento legal, fiscal o contable, recomendación de inversión, ni constituye ninguna oferta de compra o venta de instrumentos financieros de ningún tipo, y no toma en cuenta los objetivos de inversión o las necesidades de inversionistas específicos. A pesar de que éste Informe ha sido preparado cuidadosamente basado en fuentes consideradas confiables, reflejando opiniones al momento de haber sido redactado y sujeto a cambios en cualquier momento sin previo aviso, ni Pioneer Wealth Management ni ninguna otra Entidad o segmento dentro de Pioneer International Group provee ninguna declaración o garantía con respecto a la exactitud y totalidad del presente y no acepta responsabilidad alguna por pérdida o daño que pueda surgir de su uso. El autor y la compañía desconocen de cualquier conflicto de interés al momento de publicar éste boletín.

descargar

Sobre el Autor

Mike Ellis

Mike Ellis

Director and Chief Investment Officer

Mike Ellis, originally from South Africa, joined Pioneer in March 2000 after working in the Private Banking & Trust industry in the UK. At Pioneer he was the group CFO for the better part of the last decade. Today Mike serves as a director and is the CIO.

Mike is a Chartered Accountant, a CFA charter holder and received his MBA from Tel Aviv University & Kellogg Business School. Mike is also an Oxford University Alumni having participated in the Said Business School's Global Investment Risk Management Program. In addition, Mike is a licensed Portfolio manager by the Israel Securities Authority.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.